Cómo escoger el mejor color para pintar tu sala: una guía práctica

¿De qué color debo pintar mi sala? Es una pregunta que puede parecer difícil, ¡pero no es una misión imposible de resolver! Nos dimos a la tarea de compartirte una guía de preguntas muy útil para escoger el mejor color para tu sala y crear un ambiente especial.


El objetivo de esta guía es ayudarte a priorizar tu decisión, gusto y objetivo antes que cualquier tendencia de decoración que surja y que puedas sentirte lo más a gusto posible entre las paredes de tu hogar. ¡Toma nota!


Guía para escoger el color de tu sala

#1 Considera el espacio.

El espacio es un gran determinante para la elección de colores. Según los tonos que elijas podrás hacer que la habitación tenga un aspecto más amplio o que luzca más cerrado.


Lo más recomendable para una sala pequeña sin mucha iluminación natural, es utilizar colores claros y neutros; puedes agregar profundidad pintando únicamente una pared de un tono oscuro. Por el contrario, si tu sala es amplia y luminosa, puedes hacer que luzca más acogedora empleando un tono mediano para restar espacio a nivel visual.


#2 Ten en cuenta la iluminación.

La iluminación es un aspecto importante dentro de la decoración, por dos grandes razones.

  1. La luz refleja y desvía el color: Debido a esto, verás cómo el color que escogiste será de un tono, gracias a la luz natural de la mañana, y de otro, según la luz artificial con la que sea iluminado durante la noche. Con eso en mente, asegúrate de que te gusta el color independientemente de la hora del día.

  2. Saca provecho de la luz natural: Si tu sala es de las afortunadas que recibe mucha luz natural, puedes emplear colores tierra para reducir la intensidad. Por otra parte, si no recibe buena cantidad de luz solar, o pasas mucho tiempo en ella durante la noche, dale iluminación con colores claros y alegres.


#3 ¿Qué deseas transmitir?

Ten en mente cuál es el ambiente que deseas crear, pues el color que escojas brindará el carácter y la atmósfera del entorno. Pregúntate: ¿buscas que la habitación te de energía o que te relaje?, ¿a qué hora vas a utilizarla?, ¿recibes muchas visitas?, ¿hay niños y/o mascotas?


#4 Haz que los colores combinen con tus muebles. 

Es muy importante que consideres tu mobiliario actual, pues es mucho más fácil cambiar el color de las paredes que tu sala completa. Si estás haciendo una remodelación, enfócate en las piezas que deseas mantener y las que vas a adquirir.


Si tus muebles comparten una línea de tonos, complementa con uno secundario o que haga un acento. Por ejemplo, si cuentas con muebles y decoraciones minimalistas, es mejor emplear un esquema de colores fríos, en lugar de tonos cálidos. De esta manera, podrás hacer que la habitación combine fácilmente.


#6 Compara muestras. 

Esta es, probablemente, una de las mejores prácticas, pero que muchas personas no toman en cuenta. Revisa las tarjetas de pintura y las muestras de tela. ¡Llévate a casa cuantas necesites y quieras! Crea las combinaciones que se te ocurran y sostenlas frente a los espacios de tu sala donde desees pintar. Así no dejarás espacio a dudas. Será mucho más fácil escoger la combinación que realmente te transmita lo que buscas. 



¡Ahora sí! Aplica esta guía infalible al momento de buscar el nuevo color de tu sala. Date el tiempo de decorarla como más te guste y encuentra en Boal el sofá, esquinero, ocasional o reclinable para lograr una armonía increíble.


Otros artículos:

Artículos recientes