Una decoración muy mexicana para tu hogar.

Un toque mexicano llenará de vitalidad tu casa y la impregnará de energía.


Nuestro México lindo y querido, es sinónimo de alegría, calidez, naturaleza, vitalidad y mucho más… Si te gusta lo colorido ¡esta tendencia es para ti! 


Aunque el estilo mexicano original está lleno de colores vibrantes, la decoración mexicana no necesariamente tiene que estar basada en el estilo tradicional, al contrario, también puede ser innovadora, funcional y estar a la vanguardia. Hoy hablaremos del estilo mexicano contemporáneo. 


Estamos seguros de que te encantará esta propuesta. ¡Toma nota!


Un rostro moderno y rústico

Al contrario del estilo tradicional, esta rama deja de lado la decoración y muebles con texturas gruesas, de madera o hierro y de colores vivos, en cambio, opta por muebles frescos, modernos, sofisticados y relajados. 


A continuación, te compartimos las claves principales que caracterizan a este estilo y que lo hacen ideal para decorar tu salón:


  • Los colores neutros son la base del diseño.

  • Añade contrastes de color marcados que acentúan la tradición y cultura mexicana.

  • Utiliza pocos elementos decorativos, pero de gran peso visual.

  • Da prioridad al uso de materiales y texturas naturales, provenientes de distintas regiones del país.

  • Combina la técnica artesanal con diseños contemporáneos.

  • En climas frescos, se utilizan colores sobrios como el verde o el marrón.

  • En climas cálidos, es más común ver colores llamativos como el amarillo, turquesa y rosa.

  • Se acompaña de la vegetación nativa como las suculentas, cactus, bugambilias y jacarandas.

  • Incorpora textiles artesanales, así como cuadros con motivos y paisajes mexicanos.

  • El paso de luz natural es importante.


Manos a la obra

Como ya vimos, lo primero que notarás en una casa de estilo mexicano es la presencia de un amplio abanico de colores, sin embargo, para lograr el toque contemporáneo, lo ideal es comenzar con muebles en colores neutros o naturales y añadir toda clase de tonos vibrantes en los complementos.


Incluye muebles realizados en madera de carácter rústico y mézclalos con muebles modernos de líneas puras con colores contrastantes. Puedes combinar la modernidad de tu espacio con ornamentos tradicionales como baúles viejos, objetos de barro, madera o hierro, así como cojines con colores fuertes y estampados de flores. Por supuesto, no olvides la talavera, la textura por excelencia de la decoración mexicana.


Ahora es momento de escoger a la estrella de la sala: El sofá principal.


Te recomendamos escoger muebles que tengan una esencia industrial, con materiales al desnudo que puedan mezclarse fácilmente para generar una atmósfera sofisticada y única. Sofás en tela, cuero y madera, serán un gran acierto. 


Una apuesta segura es integrar un esquinero Bloom hecho en tela. Su marco de madera y diseño modular, te permitirá configurarlo según tu espacio.


Otro gran acierto es escoger un modular Atelier, fabricado en piel natural o incluso, una sala Malt, con un respaldo capitonado, ambos te darán la oportunidad de crear un concepto moderno y minimalista en tu sala. ¡No lo dudes y anímate a experimentar!


Ahora, para no perder el sentido del folclor mexicano, combina tu sofá con alguna alfombra o tela en colores vibrantes, como el amarillo, naranja, rosa, morado, verde o azul, para resaltar la tonalidad neutra de la habitación. Definitivamente, son el complemento ideal para cualquier estancia.


Lo importante, es que hagas de tu sala un espacio funcional con el mobiliario necesario, sin sobrecargar de objetos ni decoración.


Con el estilo mexicano contemporáneo podrás hacer de tu sala un espacio cómodo, cálido y lleno de vitalidad. ¡Entra a nuestro catálogo y escoge el sofá que te ayude a crear el tuyo!


Otros artículos:

Artículos recientes