Enamórate de una sala boho chic

Estas son las claves para elegir el sofá perfecto para tu sala boho chic.


Conoce la tendencia boho 

El boho o bohemio surgió en los años cincuenta, inspirado del estilo hippie, étnico y oriental. Está caracterizado por el uso de colores vibrantes y la fusión de culturas y épocas.


Hoy hablaremos de una variante de esta tendencia, que huye de esa estética caótica: el boho chic. Parte de la misma base decorativa, pero matizada por elementos elegantes que suavizan los excesos propios del estilo bohemio. Tiene una base de colores neutros que le sirven de lienzo para colorear la estancia con un montón de complementos de distintos orígenes, texturas y materiales.


Aplícalo en tu sala

Lo que más nos gusta de este estilo, es que se trata de un espíritu libre. Adaptarlo a tu hogar es muy sencillo, siempre y cuando conozcas las claves para que no se vea exagerado o sin sentido. ¡Toma nota!


Base neutra y mezcla de colores

Para que el estilo de este mix no resulte demasiado estridente, es muy importante que comiences con una base de colores neutros y dejar que el resto de la decoración se encargue de dar color y vida a la estancia. 


Tú decides cómo hacer esta combinación. Una opción es mantener los tonos neutros en paredes y pisos e incorporar colores llamativos en los muebles. Toma en cuenta que el boho chic, busca crear ambientes cálidos-relajados. Incorpora piezas de líneas sencillas y cómodas que inviten al descanso y la desconexión.


Un ejemplo es utilizar un ocasional como el Sillón Narni amarillo, que destaca por su vibra alegre y gran comodidad, perfecto para crear una atmósfera única. Además, no olvides que el boho chic disfruta mucho de las texturas, por ello no descartes el terciopelo, como el de Sillón Narni Rosa.


Como lo mencionamos, los colores son precisamente el eje sobre el que gira todo lo relacionado con este estilo, así que no tengas miedo de mezclar patrones y estampados. Un ocasional como Fan o Vita, que tienen una esencia informal y relajada, son opciones ideales para complementar tu estancia.


Por otro lado, puedes añadir colores vibrantes sobre las paredes o complementos y mantener tu sofá en tonos neutros. El blanco, gris claro, beige y los tonos tierra, son una gran opción para mantener el balance al interior de tu estancia. Opta por un tono cálido como el True esquinero, hecho en tela, o frío como el de la Sala Freeman, hecho en piel. Ambos te permitirán crear una atmósfera con una energía única.


Objetos únicos

Otra de las claves del estilo boho chic ¡es que no hay reglas! Mientras te guste y te sientas cómoda, puedes incorporar cualquier clase de objetos y piezas únicas.


¡No olvides los cojines! Añade cuantos quieras sobre el sofá o incluso en el suelo, de la forma, textura, tamaño y color que prefieras, cuantos más, mejor.


Pocos estilos decorativos son tan alegres y divertidos como el boho chic, que permite hacer un mix&match de un montón de colores, culturas y épocas con mucha naturalidad. ¿Qué opinas? ¿Te animas a crear una atmósfera tan única como esta en tu sala? ¡Encuentra en nuestro catálogo el sofá que te ayude a complementar tu espacio!


Otros artículos:

Artículos recientes